Comunicadores y narcopolítica

periodistas-protesta-cuartoscuro

El narcotráfico se expande en la región y en el mundo, pero sienta sus reales y trepa al poder en los gobiernos neoliberales, opina Federico Bosch, integrante de Comuna. Esto se relaciona, agrega, con numerosos asesinatos de periodistas, como se ve en el caso de México.

 

Por Federico Bosch*

   Tanto la violencia general ejercida por parte del narcotráfico sobre los pueblos, y la violencia particular ejercida sobre periodistas y comunicadores en Latinoamérica, están directamente relacionadas con las condiciones de posibilidad y complicidad que brindan los estados a través de sus gobiernos para que esto ocurra. Esto es sostenido por organizaciones de periodistas a lo largo y ancho del planeta.

   Mi hipótesis es que cualquier tipo de política no promueve esta relación siniestra, sino que es un fenómeno que se acentúa en aquellos países en que se promueven políticas neoliberales de mercado. Cuando el Estado más se retira de su injerencia en la libre circulación, tanto en su mercado interno como en la circulación de bienes y servicios a través de sus fronteras, más avanza el narcotráfico en los países y mayor es el número de víctimas.

   Es un hecho que la defensa de los pueblos ante este flagelo es justamente un Estado presente, que pueda evitar la proliferación de esta organización delictiva. En aquellos países en que el poder real está delegado en las grandes corporaciones, en los medios de comunicación hegemónicos y en los intereses del capital financiero internacional, es donde más crece esta red de corrupción y muerte.

   Este informe no pretende ser una investigación exhaustiva del tema, sino plantear algunas reflexiones y relaciones entre los hechos que pasan en distintos países de América. A continuación dos viñetas trágicas.

   México

   A comienzos de abril estuvo en el Encuentro de la Palabra realizado en Tecnópolis la periodista Mexicana Marcela Turati. Es fundadora junto a otros periodistas de su país de “Periodistas de  Pie” (1), que como dicen en su web es “una organización de periodistas en activo que busca elevar la calidad del periodismo en México” y que a partir del 2010 también agregó entre otros objetivos  “la defensa de la libertad de expresión y del derecho a la información, así como las coberturas en zonas de conflicto y la protección y autocuidado de periodistas”.

   En dicho encuentro fue entrevistada por Cecilia González, periodista mexicana radicada actualmente en el país y autora del libro “Narcosur. La sombra del narcotráfico mexicano en la Argentina” (Marea) (2).  Durante la entrevista Turati explico cómo “Periodistas de Pie” tuvo que ampliar sus objetivos ante los ataques, asesinatos y desapariciones de colegas en las zonas en que el narcotráfico manda y se confunde con el Estado.

   En México, cada 26 horas se reporta una agresión a un periodista. Otra cifra tenebrosa anuncia que a partir del 2000, en que se llevó a cabo en ese país la transición política, han sido asesinados 82 periodistas y 17 más están desaparecidos. (Fuente: Periodistas de Pie)

   En la entrevista pública también se habló de lo ocurrido en Ayotzinapa y el destino de los 43 estudiantes desaparecidos. Para Turati esto trajo aparejado, además de un gran dolor, una consecuencia involuntaria: “El hecho visibilizó el problema a nivel internacional y mucha gente entendió que fue el Estado”.

InfographieAmeriquesDates-ESP-2

 

   Paraguay

   En una entrevista realizada hace unos días por el programa L’Ombelico del Mondo a Santiago Ortiz (3), secretario general del Sindicato de Periodistas de Paraguay, se habló de la difícil situación que enfrentan los trabajadores de prensa y comunicadores de ese país ante la alianza entre narcotráfico y política, a la que el entrevistado en forma directa llama “Narcopolítica”.

   En la entrevista Ortiz señala que esta situación se agravó a partir de la asunción de Horacio Cartes como presidente, ya que se sospecha que está vinculado con financiación proveniente del narcotráfico. Es oportuno recordar que Horacio Cartes, además de tener en su prontuario una defraudación al Banco Central de su país, es mencionado en los cables wikileaks por ser parte de una investigación de la DEA por lavado de dinero del narcotráfico (4).  Este cable, que nunca llego a la embajada de Estados Unidos en Paraguay pero sí a otras ciudades de América,  tiene la “curiosa” singularidad de haber sido originado en Buenos Aires en el 2009.

   Uno de los casos más recientes y que alcanzó mayor difusión fue el asesinato de Pablo Medina (5), el 16 de octubre del año pasado, en un camino rural del distrito de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Curuguaty. Se sospecha que el asesinato del fotógrafo del medio ABC Color lo realizó el narcotráfico por orden del jefe narco preso en Brasil Líder Cabral Arias, y el intendente de Ypehû, Vilmar “Neneco” Acosta (ANR).

   Para Ortiz, este caso y otros de ataques a comunicadores  “… nos muestra que en realidad hoy el país está gobernado por la mafia que apunta a concentrar cada vez más poder tanto económico como político.”

   A modo de no-conclusión

   Según la organización Periodistas Sin Fronteras (6) México, encabeza el luctuoso ranking de periodistas muertos y desaparecidos, luego lo sigue Colombia, ambos con fuerte intervención militar y económica de Estados Unidos, el principal consumidor de drogas en el mundo. Desde el golpe de estado en Honduras en el 2009, donde militares y civiles derrocaron al presidente constitucional Manuel Zelaya, han sido asesinados más de 35 periodistas y comunicadores. La misma suerte está corriendo Paraguay desde que un análogo golpe propiciado por su congreso destituyó a Fernando Lugo, en un hecho que mantuvo en vilo al Mercosur y a la Unasur.

   Los modos de intervención en la región por parte de la política exterior imperial de Estados Unidos y las oligarquías que defienden intereses comunes en los países han variado desde el intervencionismo militar que caracterizó al siglo XX. Se recurre hoy en día a los golpes “blandos” cimentados en alguno de los otros dos poderes de la república.

   En ese circuito, los medios hegemónicos operan como instigadores y coordinadores. No resulta vano destacar la curiosa realidad de que estos golpes solo ocurren en gobiernos populares de izquierda o progresistas y son totalmente indiferentes a gobiernos afines a los intereses de Estados Unidos y su política exterior.

   Es importante estar advertidos que junto a los cambios de gobiernos, de progresistas a neoliberales, sobrevienen los cambios de política económica y como consecuencia de estos el narcotráfico prolifera.

   ¿Esto quiere decir que no existe el tráfico y consumo de drogas ilegales en los países de gobiernos progresistas? De ninguna manera, mis argumentos se dirigen a señalar que en éstos las políticas sociales son más activas y de esa manera se puede combatir mejor su penetración. El narcotráfico arruina todas las estructuras de la sociedad, debilitando la organización popular y corrompiendo estados.

   De esta manera, el macabro indicador de muertes de periodistas y comunicadores solo desnuda la trama del sufrimiento general de los pueblos en Latinoamérica ante este flagelo y una complejidad que se dirige a cuestionar a todos los actores de nuestras comunidades.

*Psicólogo y comunicador integrante de COMUNA.

Fuentes:

(1)http://www.periodistasdeapie.org.mx/es/home-periodistas-pie.html

(2)http://www.editorialmarea.com.ar/narcosur.html En su libro “Narcosur”,  Cecilia González, entre otros hechos vinculados  a nuestro país, recuerda el caso de la efedrina en 2008 como una de las principales señales de la penetración del narcotráfico mexicano en la Argentina (en México, ese mismo año se cerraron las importaciones de efedrina y seudoefedrina, por lo cual un mercado de medicamentos poco regulado como el argentino resultaba tentador para los narcos mexicanos.) Pero alega que en realidad las primeras incursiones narco, tanto en lavado de dinero como en instalación de negocios, fueron en los 90, cuando la política argentina era más afín a Estados Unidos y al neoliberalismo.

(3)http://ombelicodelmondo.esy.es/notas/paraguay-esta-gobernado-por-la-narcopolitica-que-apunta-a-concentrar-cada-vez-mas-poder/

(4)http://www.abc.com.py/nacionales/eeuu-investigo-a-cartes-por-lavado-dinero-proveniente-de-drogas-segun-wikileaks-325514.html

(5)http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/el-narcotrafico-asesina-al-periodista-pablo-medina-1296788.html

(6) http://es.rsf.org/ameriques-infografia-los-paises-mas-30-09-2014,47030.html