Assange: el escarmiento

La información sobre “los principios de manipulación global, la prepotencia desaforada de los capitales financieros, los aparatos judiciales cómplices y hacedores del sufrimiento y los aparatos de la (des)información” que aportó Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, explican el que haya sido sometido a condiciones infrauhumanas de vida y ahora detenido por el Reino Unido, advierte Florencia Saintout, diputada provincial bonaerense.

   La ex decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata afirma que la detención practicada el 11 de abril en la embajada del Ecuador en Londres tiene como objetivo central “sembrar el terror en todos los que se atrevan a contar la verdad”.

   Así, el hecho representa un ataque a la libertad de expresión y procura disciplinar a “todos aquellos que pretenden quitar el velo a las realidades más oscuras de nuestros pueblos”, afirma Saintout en una nota publicada en Página/12 con el título “Un acto de crueldad”.

   La legisladora menciona los “argumentos falaces” usados para perseguir a Assange, quien simboliza “mucho más que unos cables que muestran, entre varias cosas, la injerencia de la Embajada de Estados Unidos en todos los países. Representa sobre todo, un nuevo modo de libertad de expresión”.

   “El imperialismo avanza siempre del mismo modo. Son eficientes (por ahora), pero no creativos. Primero demonizan para generar el consenso social que les permita aniquilar. Después definitivamente aniquilan”.

   La nota original, en este enlace: 

https://www.pagina12.com.ar/187509-un-acto-de-crueldad