Blindaje mediático al gobierno: más con grotescos que con ideas

el-pelotudo

El papa Francisco quiere que las elecciones de 2017 las gane Macri / La defensa de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner roba documentos de los juzgados para tapar su firma con “liquid paper” / Dirigentes “K” y comisarios narcos prepararon todo para incendiar el Conurbano antes de Navidad / La OEA está manejada por los kirchneristas /Un repaso de Hugo Muleiro por las columnas de Clarín y La Nación durante 2016.

   El trabajo intenso de defensa y reivindicación de la mayoría de las acciones del gobierno de Mauricio Macri durante 2016 realizada por los columnistas de ambos diarios se inclinó más por la versión desopilante y la interpretación extravagante que por expresar las ideas y convencimientos propios de los periodistas o de los dueños de las empresas para las que trabajan.

   La nota de Muleiro, presidente de COMUNA, fue publicada en la revista La Tecla Eñe. En ella sostiene que fueron muy aisladas y tenues las expresiones críticas al gobierno en lo escrito por Kirschbaum, Van der kooy, Blanck, Lanata y otros columnistas de Clarín, y por Morales Solá, Fernández Díaz, Pagni y otros de La Nación.

   Por caso, las decisiones tomadas por el ministro Aranguren en torno de las tarifas de los servicios públicos de energía fueron catalogadas como “desprolijas”. La mentira de Macri sobre que había hablado con su par británica sobre “soberanía” de las Islas Malvinas fue descripta como “picardía juvenil”.

   Estas columnas estuvieron saturadas de elogios al juez Bonadío, por su persecución personal a la ex presidenta, y de críticas y hasta amenazas de cierto tinte mafioso hacia los magistrados que en las causas contra funcionarios del gobierno anterior no se mueven al ritmo deseado por la élite que controla el poder político.

   La nota completa está disponible en este enlace:

http://www.lateclaene.com/hugomuleiro-c1wzf