Contracumbre en Buenos Aires: la comunicación como clave para la expansión neoliberal

Las ex presidentas de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y de Brasil, Dilma Rousseff, coincidieron en destacar el papel estratégico de la comunicación para la expansión neoliberal que padece América Latina. Ambas participaron del Primer Foro Mundial del Pensamiento Crítico y de la octava Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales.

 

(Foto: Pagina/12)

   Por Silvia Valerga

   Con el eje temático “Las luchas por la igualdad, la justicia social y la democracia en un mundo turbulento” aplicado al encuentro, Fernández de Kirchner se refirió a las elecciones de 2015 en relación con la comunicación a través de los medios.

   “Perdimos por menos de dos puntos en el balotage, después de dos años y medio de bombardeo mediático”, dijo la ex mandataria en su exposición “Capitalismo, neoliberalismo y crisis de la democracia”.

   Como ejemplo, recordó que algunos medios que combatían a su gobierno “cubrían las inundaciones con canoas”, para agregar que en la actualidad “podrían ir a militar ahora las inundaciones, los ajustes y los tarifazos”.

    El blindaje que los medios en posición dominante dan al gobierno de Macri, agregó, lleva a preguntar “qué es el neoliberalismo sino una construcción política del capitalismo”.

   En la denominada contracumbre, por la reunión de las autoridades de países del G-20 que se reúnen en Buenos Aires a fin de noviembre, y que en su abrumadora mayoría son de orientación derechista o ultraderechista, Dilma Rousseff, la presidenta brasileña derrocada en agosto de 2016, dedicó un tramo de su intervención a las llamadas “redes Sociales”.

   Así, dijo en su discurso en el estadio de Ferrocarril Oeste que “el uso de Facebook y WhatsApp fue impulsado y orientado a favorecer el proyecto autoritario” que llevó a la presidencia a Jair Bolsonaro, el dirigente ultraderechista, racista y xenófobo.

   “Se forman grupos familiares, religiosos, de gente armada, todos ellos de confianza, que no dan lugar a la discusión y al debate. Y por otra parte los medios tradicionales carecen de debate político y social”, explicó.

   En uno de los paneles de la primera jornada del encuentro, titulado “Derecho a la información. Medios de comunicación y democracia”, Ignacio Levy, el periodista que se fue a vivir a la Villa Zavaleta para integrarse al proyecto La Garganta Poderosa, expresó que “si le tenés miedo al pueblo no podés ser periodista”.

   Puso el caso del conductor televisivo Luis Majul, quien “hace programas de las villas y de manifestaciones a las que nunca va, y así es como circula la versión de los que nunca fueron. Desde el estudio con aire acondicionado, traje y corbata, nos quieren enseñar a nosotros a luchar contra un corte de luz”.

   “Hay que comunicar distinto”, reclamó Levy. “Ellos comunican al estilo de FOPEA, nada menos que ellos, que no nos pueden informar cómo funciona FOPEA, cuando todos aquí lo sabemos. Son manipuladores y la academia está llena de periodistas iluminados, pero nosotros en las villas no los conseguimos porque no tenemos ni para pagarle la SUBE”, ironizó.

   “Nosotros vinimos a invitar a los intelectuales de todo el mundo a conocer las villas. Allí están los libros que no se consiguen porque no se pudieron escribir”, insistió.

   A esta conferencia faltó Ignacio Ramonet, de Le Monde Diplomatique en español, que perdió su vuelo para llegar a Buenos Aires, pero Ignacio Levy lo puso como ejemplo cuando relató que para escribir el libro “Fidel Castro: biografía a dos voces”, pasó cien horas de trabajo junto al ex presidente cubano.

   Como presentadora del Foro, la periodista y escritora María Seoane, integrante de COMUNA, sintetizó: “queremos una comunicación democrática”.