El odio es incurable

Las acciones que impiden al ex canciller Héctor Timerman acceder a tratamientos en el extranjero, indispensables para su grave problema de salud, recuerdan las consumadas por la dictadura cívico-militar contra Héctor J. Cámpora, escribe el poeta Jorge Boccanera. El paralelo también refiere a los discursos de odio de los medios oficialistas.

   “Timerman, Cámpora y las conjugaciones del verbo odiar” se titula el texto con el que Boccanera enfoca la situación del ex canciller en una nota para la revista La Tecla Eñe.

   El ex presidente Cámpora se había refugiado en la embajada mexicana en Buenos Aires ante el asalto al poder cometido el 24 de marzo de 1976. A comienzos de septiembre de 1979, recuerda el autor, se le descubrió un tumor en el cuello con peligro de metástasis y de muerte por asfixia.

   El régimen dictatorial se tomó casi tres meses para disponer el salvoconducto indispensable para que el ex mandatario llegara al aeropuerto con vida y pudiera viajar al exterior para recibir la atención debida.

   “El recuerdo de aquel hecho despiadado resurge en la memoria y se enlaza con fuerza con un hecho sucedido a inicios de este 2018, cuando una red de maniobras jurídicas impidieron que el ex canciller Héctor Timerman fuera tratado en el exterior por un tema grave de salud que viene padeciendo hace años y que requería una urgente intervención quirúrgica. Como si festejaran esa decisión, hubo personajes del periodismo oficialista y del show mediático que se expresaron en tono de chicana”, escribe Boccanera en La Tecla Eñe.

   La nota completa está disponible en este enlace:

http://lateclaenerevista.com/2018/02/04/timerman-campora-las-conjugaciones-del-verbo-odiar-jorge-boccanera/