En campaña con Vidal

Imposibilitados de defender y reivindicar a Macri, Clarín y La Nación ponen todo su esfuerzo en la gobernadora Vidal: reportajes el mismo día, en portada, con preguntas fáciles y nada sobre hambre, pobreza, caída de salarios. Mucho menos sobre las denuncias de varios delitos en sus campañas electorales. Exigencia de antikirchnerismo a los peronistas buenos.

   Una vez más, las casualidades de la vida hicieron que Clarín y La Nación entrevistaran a Vidal el mismo día, que la publicaran en lugar preponderante el domingo 25.11 y que coincidieran, también, en no incomodarla con sus preguntas. Por casualidad, también, esto sucede en la semana en que Vidal empezó a gastar millones en propaganda electoral televisiva sobre sus “logros”.

   Jacquelin, de La Nación, se atrevió a preguntarle sobre el impacto de la crisis en las elecciones de 2019, pero Vidal no se molestó en responder y el entrevistador no se molestó en insistir. No se le ocurrió tampoco preguntarle por el lavado de dinero y la usurpación de identidades en las campañas del macrismo de 2015 y 2017. Tampoco se le ocurrió a Fioriti, quien le hizo el “reportaje” para Clarín.

   Le plantearon sí el tema del desdoblamiento de elecciones en 2019 en la provincia. Ella solo respondió que todas las opciones están abiertas pero que ahora no está pensando en eso, porque está dedicada a “gobernar”. Como ya clásico furgón de cola de estas operetas, Perfil también publica un “reportaje” a Vidal.

   Por lo demás, los principales columnistas del macrismo se abocan al peronismo, esperando con ansiedad que el acuerdo entre todos los sectores para los nombramientos en el Consejo de la Magistratura no pueda trasladarse a las elecciones de 2019.

   Kirschbaum, el jefe de redacción de Clarín, se dedica al tema el domingo: dice que se fortalece el PJ bueno, con más gobernadores, pero esto “se contrapone con la maniobra” en el Consejo de la Magistratura, que por supuesto atribuye al kirchnerismo.

   Haciendo coro, Van der Kooy parte de decir que Macri está en su peor momento desde que asumió y que Cristina no supera su “techo”, lo que deja espacio para una “tercera alternativa” abierta a peronistas buenos, como Massa y Pichetto. Pero a este espacio le falta liderazgo, lamenta, y además le reprocha “identidad diluida a veces por el coqueteo con el kirchnerismo”.

   El columnista insiste en un reclamo que Clarín y La Nación expresaron ya varias veces y que parece será un eje discursivo de ambos diarios para apoyar la campaña electoral macrista: estos peronistas no hablan de las causas contra Cristina Fernández de Kirchner. Y da un paso más, construyendo una especie de denuncia al futuro. Habla de “fantasmas sobre un acuerdo de impunidad si la oposición recupera el año que viene el poder”. Es decir: todo aquel que no recite la línea del poder contra el kirchnerismo será declarado sospechoso.

   La “tercera vía” está abierta, hace coro también Laborda en La Nación, porque Macri y Cristina tienen -dice- altos índices de rechazo.

   Todos estos integrantes del batallón escribieron evidentemente antes del desastre del operativo de seguridad gubernamental por el River-Boca. El que toca este tema, entre los columnistas de política, es Fernando González en Clarín, quien habla de “fallas de los dirigentes y de la sociedad”. Argentina es un “país barrabrava”, dice, “200 años adolescente”.

   Luego toma coraje y habla, ¡por fin!, de responsabilidades del gobierno nacional y de la ciudad. Pero siempre hay un matiz para cumplir con el patrón: González dice que Cristina “elogió” y hasta “financió” a los barrabravas, en tanto a Macri “le cuesta” erradicarlos.

   También sobre la campaña electoral que Vidal ya puso en marcha, el viernes Pagni, en La Nación, se dedica al enojo de los radicales porque Negri perdió el lugar en el Consejo de la Magistratura. Lo atiende a Massa diciéndole que hizo “alianza con La Cámpora”, que en la cabeza de estos redactores equivale a un delito. Luego menciona el silencio de Carrió: lo hace en un tramo de la nota en el que habla de una “definición importante de Macri”, la de confirmar a Juan Bautista Mahiques como representante del Ejecutivo en el Consejo. Y Mahiques, dice, es un “esclavo de Angelici”, a quien de tanto en tanto Carrió le dedica una de sus altisonantes andanadas verbales que no tienen más utilidad que entretener un rato al público.

   Y algo más sobre la campaña: el sábado en La Nación, una columnista poco conocida, llamada Brenda Struminger, anuncia que el macrismo tiene listo nuevos “fierros” para 2019, un sistema aparentemente muy complejo para intervenir en las redes. Sistema que cuenta con CIEN MIL “voluntarios”, en todo el país. Así los llama, “voluntarios”. Esta tropa, agrega, niega ser la de los “trolls” y, dice la columnista, solo usa bases públicas de datos. Todo esto instalado en un edificio del PRO en el que mandan Peña y Durán Barba.

25/11/2018