Engaño alevoso del diario Folha para favorecer a Temer

Folha

El diario Folha de Sao Paulo engañó alevosamente a sus lectores, manipulando cifras de una encuesta para hacerles creer que una porción significativa de brasileños está a favor de la continuidad del régimen golpista de Michel Temer. La maniobra recuerda las que realizan frecuentemente los medios tradicionales de América Latina para favorecer a las élites.

   El fraude fue descubierto inicialmente por la revista electrónica The Intercept, fundada en 2014 y propiedad de First Look Media, y fue retomada por el portal Carta Maior y otras publicaciones electrónicas brasileñas.

   La alevosía toca además el ridículo porque el diario, que responde a los intereses de las minorías más ricas de Sao Paulo -la capital económica de Brasil-, contradijo con su publicación informes de Datafolha, la encuestadora que es de su propiedad.

   Folha publicó que 50 por ciento de brasileños encuestados expresaron el deseo de que el presidente golpista, Temer, concluya el mandato de la presidenta legítima, Dilma Rousseff, desplazada del cargo en abril mediante una maniobra parlamentaria revestida de legalidad pero construida con cargos que se demostraron falsos, según la Fiscalía General de Brasil.

   La versión del diario dijo que solo 3 por ciento de los encuestados era favorable a elecciones y apenas 4 por ciento pedía que Temer renuncie.

   The Intercept investigó el caso cuando se notó que estos números chocaron abiertamente con otras encuestas, según las cuales la mayoría consistente de los brasileños pide que se realicen elecciones. Específicamente contradijeron una encuesta de Datafolha, según la cual el 60 por ciento reclama el llamado a las urnas.

   Hecha la publicación de esta revista, luego se pudo comprobar, adicionalmente, que Datafolha borró de su información pública las preguntas y las respuestas referidas a la continuidad o no de Temer. Intervino entonces otra publicación electrónica, “Tijolaco”, que pudo dar con los documentos originales, según los cuales 62 por ciento de los encuestados rechaza la continuidad del presidente golpista y también la reinstalación de Rousseff en el cargo.

   Todavía peor, el estudio detallado y combinado de las preguntas y respuestas que Datafolha quiso ocultar una vez que saltó a la luz la estafa periodística permite establecer que la porción de quienes desean que Temer deje de usurpar la presidencia es todavía mayor.

   En efecto, entre el 30 por ciento que respondió que no quiere elecciones anticipadas están quienes se pronuncian por la normalización institucional y el cumplimiento del mandato popular que Dilma tiene hasta 2018. Solo que respondieron “no” porque la pregunta abarcaba, en pie de igualdad, a Temer y Rousseff (lo que, adicionalmente, bien puede consierarse una trampa política).

   Las investigaciones demostraron, asimismo, que Folha censuró datos de la encuesta que no condicen con su postura favorable al régimen de Temer, en tanto menos de la mitad de los consultados cree que el proceso de juicio político que se le sigue a Rousseff cumple las reglas democráticas.

   Sobre este ocultamiento, el editor ejecutivo de Folha respondió en una nota con particular cinismo, al hablar de las prerrogativas del periódico para “elegir lo que encuentra periodísticamente más relevante”.

   Un informe completo de Carta Maior sobre esta estafa cometida por el diario está disponible en el enlace siguiente:

http://cartamaior.com.br/?/Editoria/Politica/A-fraude-jornalistica-da-Folha-e-ainda-pior-surgem-novas-evidencias/4/36492