La derecha latinoamericana recurre a la fachada democrática para avasallar derechos

América Latina padece la acción de gobiernos represivos, aunque de fachada democrática, que encarcelan a opositores, en operaciones que solo son posibles con un sostén permanente de los medios de comunicación hegemónicos, expresa el académico Venício Artur de Lima, especializado en Comunicación.

 

   El experto, que recibió recientemente el título de profesor emérito de la Universidad de Brasilia, evocó los tiempos de su juventud, en que luchaba contra la dictadura (1964-1985) que asoló a su país, y afirmó que por entonces la situación era más clara, porque las fuerzas antidemocráticas y totalitarias, como las que ahora detentan el poder en Brasil, podían ser identificadas y denunciadas más fácilmente.

   En diálogo con el portal de izquierda Carta Mayor (Carta Maior), Venício Artur de Lima dijo, como ejemplo de la confusión actual entre democracia y totalitarismo, que son pocas las personas que en su país se dan cuenta de que están siendo violados derechos elementales y que están perdiendo conquistas históricas, como las que causa la reforma de las leyes laborales impuestas en el país, similar a la que en la Argentina esperan lograr grandes grupos empresarios de la mano del presidente Mauricio Macri.

   En el contraste entre la situación de los años 70, en dictadura, y el presente, afirma que aunque no está tan involucrado en la vida universitaria, “siento que la forma de control autoritario es más disimulada, más difusa, y por tanto me asusta más que en aquella época”.

   Tras aclarar que no es jurista ni abogado, dijo que en el plano de los derechos individuales hay una ruptura evidente de las normas democráticas. No lo nombró en ningún momento, pero aludió al proceso urdido por el régimen de Michel Temer y sus cómplices para llevar a la cárcel al ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

   Dijo así: “Me asusta cuando, por ejemplo, no se castigan acciones que están evidentemente en contradicción con la ley, de un juez de primera instancia, y la instancia superior dice: ‘el momento exige acciones de excepción’”, como le sucedió a Lula y su condena por el juez Sérgio Moro, avalada por un tribunal de segunda instancia.

   Explicó que esta combinación de fuerzas conservadoras con la especulación financiera internacional se da en Brasil y otros países de América Latina, en “un crecimiento, para mi alarmante, de una derecha extrema y fascista, que no dialoga políticamente, que cree que el adversario debe ser eliminado”.

   Ante una pregunta de Carta Mayor, el profesor universitario dijo que sin el sistema mediático “nada de esto habría sucedido. Es el caso de la operación Lava Jato. En un artículo anterior a Lava Jato, el juez Sérgio Moro habló de la operación Manos Limpios en Italia”, una sucesión de juicios que desprestigió y destruyó a las fuerzas políticas tradicionales y dejó al país en manos de las corporaciones y las fuerzas más retrógradas.

   Moro habló abiertamente, continuó, de la necesidad de que los grandes medios fueran parte de un proceso de ese tipo, de supuesta “lucha contra la corrupción”, para involucrar así a la opinión pública.

   “Lo que incomoda más”, explicó, es que estas maniobras aparecen como “si se estuviese trabajando en defensa de la democracia y de los derechos humanos, del interés colectivo y del bien público. El compromiso de los grandes medios brasileños con todo eso es alarmante, y es descarado”.

   Otra vez en comparación con la dictadura de los 70, dijo que la situación es más complicada también por las tecnologías digitales, “que permiten un acompañamiento mucho más rápido y técnicamente más veloz” para conseguir apoyo para las causas contra los adversarios políticos del poder.

   “Es absolutamente evidente que sin la participación de los medios no habría existido ese movimiento de opinión pública tan avasallador en Brasil, que se autodenomina ‘movimiento contra la corrupción’, pero que está claro que es selectivo”, sembrando sospechas y condenas por corrupción de manera totalmente selectiva.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

https://www.cartamaior.com.br/?/Editoria/Politica/-Hoje-a-forma-de-controle-autoritario-e-mais-dissimulada-e-portanto-mais-assustadora-/4/39994