Lula da Silva arrepentido por no haber dotado a Brasil de un sistema democrático de medios

El ex presidente Luiz Lula da Silva expresa arrepentimiento por no haber dotado a Brasil de una regulación que permita la existencia de un sistema democrático de medios en su país. Y anuncia que si llega al cargo en las elecciones de 2018, desarrollará una política específica para ese propósito.

Al cabo de una caravana por el estado de Minas Gerais, ignorada por los medios hegemónicos, a su vez artífices del derrocamiento de su sucesora, Dilma Rousseff, Lula dice que no le preocupa que estas empresas de comunicación, encabezadas por el Grupo Globo, lo censuren.

   Tras esta actividad de campaña, en la que consiguió respaldo multitudinario entre los sectores más empobrecidos de la población, Lula habló de acciones específicas para democratizar la información y la opinión en Brasil, durante un reportaje colectivo a medios populares y alternativos que fue publicada por Brasil de Fato.

   Ante ello, recordó que en 2009, a poco más de un año del fin de su segundo mandato, convocó a una gran conferencia nacional sobre comunicación, con los medios privados en contra de su realización, aunque “algunas televisoras participaron”.

   “Obtuvimos un resultado que fue muy satisfactorio y preparamos una propuesta de regulación. Pero la gente entendía que no era correcto que se presentara una propuesta como esa en el final de un gobierno”, dijo.

   Entonces, continuó, “dejé para la compañera Dilma la presentación de la propuesta al Congreso en el comienzo de su primer mandato. No sé cuáles fueron las razones, pero la compañera Dilma no lo hizo”.

   Así las cosas, “creo que ella tiene el mismo arrepentimiento que yo tengo, por no haber hecho una discusión para regular”.

   El propósito de esta regulación es democratizar el sistema de medios en Brasil, que padece índices de concentración contrarios a los tratados internacionales, como sucede también en la Argentina. Lula dijo: “Quiero garantizar y fortalecer el derecho de réplica, porque no es posible que las personas mientan descaradamente, cuenten falsedades, y destruyan las vidas de las personas”.

   Recordó que en su primer gobierno echó a un funcionario por acusaciones de corrupción publicadas por los medios, y que hasta el día de hoy ese funcionario no fue llamado a declarar.

   Un periodista le hizo notar que Globo, siendo una empresa rica y poderosa, con canales de televisión nacionales, regionales, radios, diarios, revistas y espacios en internet, recibe fondos públicos millonarios.

   Lula reivindicó los cambios que hizo respecto del uso de los recursos públicos en este campo. Dijo que con la gestión de Franklin Martins en la Secretaría de Comunicaciones se propició una apertura que determinó que los medios de comunicación que recibían fondos estatales pasaran en ese momento de 340 a más de 4 mil.

   Ahora, dijo, hay que dar otro impulso. “El Estado da una concesión, entonces el Estado tiene que defender algún interés. Si el Estado va a dar dinero para investigación, ¿Quién es que puede contratar a Ibope? El Estado precisa también de comunicación y garantizar que los recursos lleguen a aquellos medios que no están en Ibope”.

   Asimismo, explicó, “internet precisa una atención mayor del Estado brasileño, tratándose de un medio de comunicación. No hay que menospreciar a internet, porque las empresas comienzan a desarrollar grandes medios de comunicación allí. Y, dentro de poco, ellos pasarán a tener dinero de la televisión, de la radio y también de internet. Y así, los medios alternativos desaparecerán”.

   Agregó que muchas cosas tienen que cambiar. “Obviamente tenemos que tener mucho cuidado, porque precisamos saber cuál es la correlación de fuerzas que va a llegar al gobierno. No sirve de nada elegir un presidente y solo 30 diputados de nuestro lado. Vamos a tener que negociar y negociar, y eso no siempre es bueno”.

   A propósito de la correlación de fuerzas en un eventual gobierno suyo a partir de 2019, Lula anunció durante la actividad en Minas Gerais que convocará a un referendo revocatorio de la derogación de los derechos de los trabajadores impuesta por el régimen de Michel Temer, el presidente que reemplazó a Rousseff tras el derrocamiento, en 2016.

   “Estoy diciendo las palabras referendo revocatorio porque si nosotros no tuviéramos la autorización de la sociedad va a ser muy difícil cambiar”, explicó.

   La entrevista completa al ex presidente está disponible en este enlace:

https://www.brasildefato.com.br/2017/10/30/lula-vamos-propor-um-referendo-revogatorio-durante-a-campanha/