Macri promete que el proyecto mordaza del blanqueo será debatido por los legisladores

El presidente Mauricio Macri prometió la revisión del proyecto que amenaza con cárcel y multas a quienes difundan nombres y datos de empresas y empresarios que se beneficien con el blanqueo de capitales, que es considerado una restricción directa a la libertad de expresión.

   En diálogo con periodistas en Casa de Gobierno, Macri dijo el martes 7, Día del Periodista, que esa revisión se hará en la Cámara de Diputados, donde la iniciativa sobre el blanqueo ya está en debate en comisiones.

   Empresas y personas que hayan evadido al fisco con radicación de capitales en el exterior u otras formas de ocultamiento podrán ahora declarar esos montos sin ser sancionados, aunque deberán comenzar a tributar.

   En ese marco, el macrismo intenta rodear del máximo secreto las operaciones, y por eso incluyó en el artículo 85 del proyecto la restricción a funcionarios y empleados estatales mediante la remisión al artículo 157 del Código Penal, que prevé cárcel de un mes a dos años, en aras del secreto fiscal.

   Sin embargo, la prohibición es extendida a cualquier otro ámbito, y entre ellos los medios periodísticos, cuando abarca a “terceros”, que quedarán sujetos también al pago de multas iguales a los montos blanqueados, es decir sumas que pueden mandar a la quiebra al medio afectado.

   El intento de amordazar a la prensa fue develado por el periodista Horacio Verbitsky, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales, el domingo 5 en Página/12. Esto comenzó a producir una serie de reacciones de expertos en comunicación, entre ellos Damián Loreti, legisladores de la oposición y organizaciones del sector.

   COMUNA dirigió una carta a legisladores de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Libertad de Expresión y de Comunicación para que impidan la aprobación del artículo, e informó al Relator de Libertad de Expresión de la OEA, Edison Lanza. Otras organizaciones reaccionaron en sentido similar.

   El tema fue planteado el martes a Macri por periodistas de Casa de Gobierno, quienes le preguntaron si revisaría el proyecto de mordaza y respondió: “Sí, está el debate, es un instrumento para debatir; el Congreso lo tiene que aprobar de forma definitiva”.

   Sin embargo, no anunció expresamente la eliminación de ese punto de la iniciativa ni el envío de uno nuevo, y pareció dejarlo en manos de los legisladores. Más aún, defendió el principio que contiene, cuando dijo que “es importante que todos entendamos que también tenemos que respetar la privacidad de las personas. Es todo un equilibrio que en la Argentina también tenemos que recorrer, porque hay actos que son públicos y otros que no lo son”.

   Luego de una serie de reacciones dubitativas, algunos legisladores macristas se declararon proclives a eliminar el proyecto de mordaza. 

   Fernando Sánchez, del bloque oficialista Coalición Cívica-ARI, dijo: “Para que no queden afectados los derechos de los periodistas, adelantamos que vamos a modificar el artículo 85”.

   Por su parte, el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Pablo Tonelli, perteneciente al PRO, defendió el intento de mantener en secreto las operaciones de blanqueo.

   “El artículo lo que pretende es preservar la confidencialidad vinculada al blanqueo y a la situación impositiva, lo cual me parece muy importante, porque sería muy difícil que los contribuyentes que ingresaran a este régimen supieran que su situación impositiva o fiscal va a ser conocida por todos, incluso no solo por razones de reserva sino también por razones de seguridad”, afirmó en declaraciones a radio Blue.

   Agregó que “la redacción del artículo tal vez no sea la más feliz que haya, y hay que modificarla un poco, pero la confidencialidad en materia impositiva y la prohibición de difundir datos ya existe desde hace muchos años”.

   Legisladores del Frente para la Victoria y de la izquierda coincidieron en el rechazo total al proyecto de mordaza y acusaron al macrismo de intentar proteger a empresas y empresarios evasoras que ahora resuelvan, eventualmente beneficiarse con el blanqueo.

0014614117