Menos fondos concursables para los medios comunitarios

La reformulación que el gobierno macrista impone al sistema de medios argentino, para volverlo más concentrado y, por ende, más antidemocrático, incluye un “nuevo recorte brutal” en el Presupuesto para 2019 de los fondos concursables para los medios comunitarios, previstos en la ley, denuncian las asociaciones del sector.

   Un comunicado expresa que no es estrictamente una novedad, porque los funcionarios macristas en el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) ya habían cometido varios incumplimientos a la ley vigente, pero ahora la situación se agrava.

   La denuncia sobre este tema es expresada por el espacio InterRedes, que congrega a varias asociaciones en las que el sector está dividido: Foro Argentino de Radios Comunitarias, Coordinadora Nacional de Televisoras Alternativas, Asociación Mundial de Radios Comunitarias, Red Colmena y Red Nacional de Medios Alternativos.

   “Hasta acá, el incumplimiento venía dándose por tres vías: asignando menos de lo que la ley indica; ejecutando menos de lo asignado vía rechazo de proyectos con argumentos absurdos o inexistentes en reglamentos; y estirando meses y hasta años las definiciones y pagos con procedimientos complicados y engorrosos”.

   Estas prácticas gubernamentales contra los medios de comunicación populares y comunitarios, que constituye un atentado a la libertad de expresión, representan la acumulación de una deuda de 35 millones de pesos, por concursos ganados y nunca reconocidos de 2015; 58 millones por concursos no adjudicados de 2016, 160 millones por concursos todavía en proceso de 2017, y 300 millones correspondientes a concursos de 2018 que no fueron abiertos, dice InterRedes.

   Se agregan “varios cientos más por diferencias acumuladas entre lo dispuesto por la ley y lo asignado año tras año”.

   Además de la manipulación arbitraria de estos fondos que no son propiedad de Macri ni de los burócratas de Enacom, corresponde tomar en cuenta que la brutal devaluación causada por las políticas gubernamentales ya representan un problema gravísimo para los emisores que tienen derecho a estos fondos.

   Pero además, esta es la primera vez que “a todo esto se le suma una baja de lo asignado el año anterior: de 180 millones asignados en el Presupuesto 2018 (contra 300 que correspondían por ley, según recaudación del gravamen a la comunicación audiovisual del año anterior), bajamos a 140 millones para este ejercicio (sobre una recaudación que va a ser obviamente mayor, ya que el acumulado de 2018 es de 258 millones faltando todavía 3 meses)”.

   La entidad expresa que esta política constituye “una burla a los compromisos asumidos por el Ente Nacional de Comunicaciones luego de muchas manifestaciones y ‘mesas de diálogo’ que son inconducentes, sin recursos; una expresión más del vergonzoso Presupuesto del Ajuste dictado por el FMI; un nuevo ataque al Derecho a la Comunicación y la pluralidad de voces que la ley debe garantizar con este mecanismo; y el agravamiento de un incumplimiento sistemático de esta ley por parte del propio Estado y sus funcionarios, reteniendo o usando para otros fines fondos de asignación específica, lo que es un delito”.

   Por lo tanto, estos medios reclaman a los legisladores que “no convaliden este nuevo atropello, ni el vergonzoso proyecto de Presupuesto del FMI que lo contiene junto a muchos otros más”.

   Además, demandan al gobierno y al Enacom, “organismo de aplicación de esta ley y esta política pública, que cumplan los compromisos asumidos y la ley sin más trampas ni dilaciones”.

   El pronunciamiento completo está disponible en este enlace:

http://delacalle.org/medios-comunitarios-denunciamos-recorte-de-fondos-concursables/