Otra muerte en el sur, con encubrimiento mediático

La supremacía total de versiones oficiales, la estigmatización de la comunidad mapuche y la censura a las denuncias por el accionar de las fuerzas a órdenes de Patricia Bullrich y Mauricio Macri marcan las crónicas y comentarios publicados por la mayoría abrumadora de los medios acerca de la muerte de un joven en la zona de Bariloche, causada por grupos especiales de la Prefectura Naval.

   Mucho antes de que el Ministerio de Seguridad, el domingo, diera su primer relato de los hechos, medios como Clarín, La Nación e Infobae publicaron crónicas en las que intentaron instalar la idea de un “enfrentamiento”, incluso a balazos, versión que fue desmentida por voceros de la comunidad mapuche, a los que no mencionaron.

   En todos esos casos, así como en Radio Nacional y la agencia Télam, ambos parte del sistema de medios públicos, la denuncia de una operación de cacería de mapuches que escaparon al operativo de desalojo de un campamento de la comunidad cerca del lago Mascardi fue censurada o incluida en espacios casi sin visibilidad, en párrafos aislados.

   El encubrimiento al accionar represivo del gobierno de Macri se instaló ya con el operativo del jueves en la zona del lago Mascardi, cuando estos medios ocultaron en su mayor parte el hecho de que la Prefectura entró de madrugada y violentamente al lugar, causó destrozos y se llevó detenidas a mujeres y a niños, quienes incluso fueron maniatados (“precintados”).

   En los artículos de estos medios, que se identifican abiertamente con el gobierno nacional, los mapuches son nombrados como “radicalizados”, “militantes extremos”, “facción radicalizada” y, obviamente, como integrantes de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), una supuesta agrupación violenta que, según la versión del macrismo, está activa en la zona, lo que es puesto en duda y discutido por voceros de la comunidad en Chubut y Río Negro.

   En su edición del domingo Clarín llega a afirmar que, además, ingresaron a la Argentina procedentes de Chile personas a las que define como “ultraizquierdistas” y “violentas”, en el intento por imponer la idea de un enemigo peligroso, con conexiones internacionales.

   Esta misma fórmula había sido empleada cuando una operación represiva ilegal fue lanzada el primero de agosto contra la comunidad mapuche cercana a Esquel, en los hechos que causaron la muerte a Santiago Maldonado. Con material, incluso fotográfico, difundido por el ministerio a cargo de Bullrich, se alimentó la idea de que la llamada RAM trabaja en alianza con “terroristas” kurdos y con las FARC, que ya no es una organización armada.

   Difundido el domingo el relato del Ministerio de Seguridad, Clarín, La Nación y Télam, entre otros medios, le dieron supremacía absoluta, negando a su público versiones contrastantes.

   La víctima mortal del operativo represivo es Rafael Nahuel, de 22 años, a quien La Nación vincula con la llamada RAM. Clarín dijo que una operación de las fuerzas de seguridad realizada en el barrio mapuche Virgen Misionera, de Bariloche, tuvo la finalidad de dar con “miembros del RAM”.

   También la agencia Télam fue usada en esta estrategia propagandística, llamando “activistas” a los mapuches detenidos. El domingo a las 20, el portal en línea de Radio Nacional, en manos del funcionario macrista Hernán Lombardi, tenía ubicados 38 títulos antes de dar la noticia sobre los hechos. Había que pasar nueve pantallas para dar con el título.

   Integrantes de organizaciones sociales de Bariloche que pidieron a COMUNA reserva de su nombre, por razones de seguridad, dijeron que la zona de Bariloche estuvo sábado 25 y domingo 26 fuertemente militarizada.

   Asimismo expresaron preocupación por dos detenidos, Fausto Jones Huala, hermano del lonko que está también privado de libertad, y Lautaro Alejandro González, porque el juez que ordenó el desalojo en el campamento del lago Mascardi, Gustavo Villanueva, los mantenía incomunicados.

   Hay temor por el trato que reciban y por su vida teniendo en cuenta que, agregaron, son testigos presenciales de cómo fue muerto Rafael Nahuel.

   Por su parte, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de El Bolsón informó que el secretario general de la seccional, Javier Milani, y su pareja Florencia Placidi, están en libertad y en buen estado de salud, después de que se había temido su detención por la Gendarmería Nacional.

   En cambio, agregó que hay preocupación por un tercer integrante de la Asociación que estaba en la zona donde se desataron los operativos represivos y que se cree permanecía el domingo en los montes. La entidad, por consejo de abogados, prefirió mantener en reserva su nombre, por la posibilidad de represalias a su familia y allegados.

   Un comunicado de ATE expresa que “los grupos especiales de las fuerzas policiales nacionales en este momento se encuentran actuando fuera de los márgenes de la ley y con notoria impunidad, bajo la finalidad de garantizar los intereses de los multimillonarios extranjeros en Río Negro y en toda la región de la Patagonia”.

   Este pronunciamiento también fue censurado por medios como Clarín, La Nación e Infobae.

   La misma suerte corre una declaración de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de El Bolsón, que sobre los hechos en la zona del lago Mascardi expresó que “hubo una desmedida fuerza empleada por casi 400 efectivos de seguridad nacionales (Gendarmería, Policía Federal y Prefectura) para desalojar a treinta personas sin oposición alguna, a los tiros y destruyendo sus rukas (casas precarias), despertándolos a las 6 de la mañana para el procedimiento, tirando sus pertenencias en la ruta”.

   En ese desalojo, agrega, “se pudo constatar un brutal trato hacia cinco criaturas de 1, 2, 3 y 10 años, que fueron alojadas en dependencias de la comisaría federal de Bariloche y que por varias horas permanecieron sin personas adultas de sus familias. Solo por medio de un habeas corpus presentado por la gremial de abogados y con intervención de la procuración provincial, pudieron rescatar a los menores de las dependencias policiales y ser restituidos a sus familiares”.