Otro decretazo de Macri en comunicación: esta vez contra Encuentro y Paka Paka

encuentro

El gobierno de Macri continúa con sus intervenciones arbitrarias en el campo de la comunicación y usurpando facultades legislativas. Ahora actuó contra lo dispuesto en la Ley de Educación, como antes lo hizo contra la Ley de Servicios Audiovisuales.

   El decreto 1222 creó una sociedad del estado que incluye a las emisoras públicas Paka Paka, Encuentro y DeporTV, entre otras, y que fue puesta bajo la órbita de Hernán Lombardi, el jefe del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.

   Entre esas emisoras, el Canal Encuentro está contemplado por ley en vigencia plena, la 26.206, Ley Nacional de Educación, que lo ubica bajo la autoridad del Ministerio de Educación.

   La decisión gubernamental generó de inmediato declaraciones de rechazo, reclamos para que el Ejecutivo respete las leyes vigentes y expresiones de preocupación por el futuro de las emisoras involucradas, vistos los resultados estrepitosos de Radio y Televisión Argentina desde que está bajo el control de Lombardi y los demás funcionarios macristas.

   No es la primera vez que el Poder Ejecutivo usurpa las facultades del Legislativo y viola mediante decretos lo que establecen las leyes, para intervenir sin controles institucionales en el campo de la comunicación.

   Así lo hizo apenas asumió, con los decretos hechos a medida de los intereses del grupo Clarín, al que en violación de la Ley 26.522 le facilitó la ampliación de la cantidad de emisoras de radio y televisión que puede detentar, así como la extensión de las porciones de mercado en el negocio de la televisión paga.

   Las arbitrariedades se extienden a la disolución de los organismos plurales, intersectoriales y federales previstos en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, para reemplazarlos por otros en los que el macrismo se auto adjudica la mayoría absoluta, como es el caso del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

   Todas estas medidas son contrarias a los compromisos adoptados por el Estado argentino en los tratados internacionales, como la Convención Americana de Derechos Humanos.

   Ahora, el decreto 1222 vulnera la Ley de Educación y pone en manos de Lombardi al canal Encuentro, que era muy valorado y elogiado en los ámbitos educativos, nacionales e internacionales, desde que fue creado.

   Además de la ilegalidad en el plano institucional, no hay forma de encontrarle razonabilidad política a la decisión de arrebatarle al Ministerio de Educación la gestión del canal educativo para que lo maneje una sociedad del estado a cargo de Lombardi.

   Este funcionario gubernamental es un ingeniero civil y un empresario cuya gestión en medios públicos hasta ahora sólo reúne críticas, múltiples denuncias de persecución política y de censura y acusaciones de corrupción, como el caso de la contratación directa de un trabajo de la productora del periodista oficialista Luis Majul, para una pieza cuyo costo por tiempo es superior a lo que insume una película de Juan José Campanella.

   Las intervenciones por decreto en el sector de la comunicación, con el manifiesto atropello al Congreso que conllevan, se suceden desde diciembre de 2015 en paralelo a anuncios oficiales de elaboración de una nueva ley, de “convergencia”, cuya redacción además viene siendo aplazada por una comisión macrista acusada de impedir un debate profundo y abierto a todos los sectores, como el que llevó a la aprobación de la Ley 26.522, en 2009.