Pelota, geopolítica, dólares

El dispositivo de medios que tiene sometida a la Argentina a una interminable sucesión de mentiras y manipulaciones le cayó otra vez al fútbol, por la suspensión del partido de la selección en Jerusalén. Una contrapartida, que abarca la complejidad del problema, está dada en una nota que Santiago O’Donnell publicó en Página/12.

   Los medios que trabajan para el macrismo, pero antes que a él para la derecha internacional, con Clarín y La Nación como orientadores, destilan rabia por la suspensión del encuentro en la parte de Jerusalén que Israel ocupa por la fuerza.

   Para sustentar esta posición recurren a manipulaciones de toda clase, censuran aspectos centrales del conflicto en Medio Oriente, tergiversan otros y aplican fórmulas analíticas para ridiculizar la decisión adoptada por los futbolistas.

   El macrismo enhebró una red mafiosa en el fútbol que tomó el poder en la AFA a golpes de actos bochornosos, que harían sonrojar a Julio Grondona. Pero ese control fue insuficiente esta vez y el partido se frustró.

   En uno de tantos “análisis” de la situación, Clarín llegó a escribir que aplicando el mismo criterio la selección no puede jugar en ningún lugar del mundo, pues no hay país en que no se pueda hacer alguna objeción política. Pone el caso de Rusia y las acusaciones de totalitarismo e intolerancia a su gobierno y sigue por otros. Y, claro, en la lista no podía faltar Venezuela.

   Así, pretende igualar todas las situaciones conflictivas con la condición de un territorio ocupado y, para más, de un estadio levantado sobre las ruinas de una aldea palestina, cuya población fue expulsada.

   O’Donnell avanza en el terreno geopolítico para identificar la ofensiva de la ultraderecha internacional, encarnada en los gobiernos de Estados Unidos e Israel, para exacerbar y tensar peligrosamente el conflicto con Irán. Una partida geopolítica en la que la Argentina está involucrada por la señalación a Irán como responsable de los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA, sostenida al precio de desestimar arbitrariamente otras pistas y posibilidades. Lo cual, expresa el articulista, nos hace pasar por el suicidio de Alberto Nisman, presentado ahora como asesinato.

   La nota completa está disponible en este enlace:

https://www.pagina12.com.ar/119904-deporte-dinero-y-algo-mas