POLICÍAS APUNTAN A PERIODISTAS CON ARMAS DE FUEGO

Comunicadores de la Argentina (COMUNA) repudia el operativo represivo del miércoles 28 de junio en pleno centro de Buenos Aires, en el que agentes policiales apuntaron sus armas contra trabajadores de prensa por realizar su labor profesional, y responsabiliza al presidente Mauricio Macri y su ministra de Seguridad por este ataque directo a la libertad de expresión.
 

  
(Foto Infonews)
 
   Fotógrafos y camarógrafos registraban el momento en que un cordón de policías federales avanza con sus escudos y armas contra los manifestantes, que además estaban siendo alejados por los carros hidrantes que los acompañaban.
 
   Mientras ese cordón policial avanzaba sin mayor dificultad, aparecen de su retaguardia otros agentes en motocicletas, que se lanzan contra manifestantes que retrocedían. En ese instante se dirigen en especial contra una persona que no corría para escapar y la tiran violentamente al piso. Un camarógrafo y su ayudante se acercan para registrar ese momento y uno de los policías los encañona directamente, a ambos. Mientras el civil es capturado y alejado unos metros, la policía vuelve a levantar su arma contra este mismo equipo periodístico y contra otra persona que filmaba, unos metros más atrás.
 
   Apuntar las armas directamente al cuerpo de los civiles es de por sí un acto de gravedad extrema, pero mucho más cuando es harto evidente que son trabajadores de la comunicación cumpliendo con su tarea.
 
   El presidente Macri, la ministra Patricia Bullrich y el jefe de gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, son responsables políticos directos por este ataque violento a la libertad de expresión.
 
   Solo los regímenes más totalitarios y retrógrados envían a sus policías a apuntar y a atacar a los periodistas.
 
   Buenos Aires, 29 de junio de 2017.