Rechazo a proyecto de ley que desprotege totalmente los derechos de autor en internet

Editores de libros, músicos, escritores y otros sectores de la cultura reclaman al Congreso que no apruebe un proyecto de ley que exime a las grandes empresas de internet de toda responsabilidad por la violación de los derechos de autor.

   El pedido está dirigido a la Cámara de Diputados, que tiene a estudio la iniciativa en sus últimas sesiones de 2017, después de que fue aprobada por el Senado, donde fue impulsado por Federico Pinedo, de Cambiemos, y Liliana Fellner, del Frente para la Victoria.

    El proyecto prevé que grandes compañías que explotan servicios de enlace, publicación y búsqueda en internet, como Google, Facebook y Twitter, no tendrán responsabilidad alguna por la circulación de contenidos que estén protegidos por derechos de autor. Hecha la difusión, la persona perjudicada deberá accionar judicialmente contra los responsables, que ya no serán estas firmas.

   Sobre el tema, la Fundación El Libro, organizadora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, difundió un comunicado el 21 de noviembre en el que advierte que “de aprobarse dicho proyecto se estará consagrando la más flagrante violación al derecho de autor. Esta ley, hecha a medida para las más importantes plataformas de la red, impedirá que autores y editores defiendan sus derechos, por los que invirtieron creación, tiempo y esfuerzo. Una ley en favor de los más poderosos y en contra de uno de los sectores más importantes y necesarios de la cultura: el de la creación intelectual y artística”,

   La Fundación El Libro está conformada por la Cámara Argentina del Libro, Cámara Argentina de Publicaciones, Federación Argentina de Librerías, Papelerías y Afines, Sociedad Argentina de Escritores, Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines y el Sector de Libros y Revistas de la Cámara Española de Comercio. 

   “La edición y comercialización de contenidos piratas digitales que esta ley favorecería, además de pulverizar económicamente al sector del libro todo y a sus legítimos actores, vulnera el principio de completitud y confianza frente a contenidos genuinos, cuidados por autores y editores. Se recorta, se omite, se falsea y se impostan identidades. La ilegalidad como estrategia comercial de empresas de ‘primera línea’”, sostiene.

   Advierte finalmente que “un negocio ilegal de venta de copias piratas no puede ser puesto a resguardo por una ley, que exime a las plataformas de toda responsabilidad”.

   La Cámara Argentina del Libro y la Cámara Argentina de Publicaciones ya habían advertido que la necesidad, prevista en el proyecto, de “interponer una acción judicial por cada una de las infracciones que se cometan en internet, relacionadas con la subida y/o circulación de obras protegidas por el derecho de autor, impide garantizar una eficaz protección a los titulares del derecho, ya que  encarecerá el sistema e imposibilitará eliminar los contenidos ilegales con la misma velocidad que se agregan”.

   Javier Delupí, director de la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas, declaró al diario Página/12 que “este proyecto puede causar graves daños a las protagonistas de la producción musical, que se verán desprotegidos ante las violaciones que se produzcan de sus derechos en la red”.

   Explicó que su objeción no es a todo el contenido del proyecto, sino a los artículos que proponen reformar el Código Civil y Comercial, vigente en el país desde agosto de 2015, para que por cada contenido en infracción, violando derechos de autor, se deba iniciar una acción judicial, lo que significa que grandes empresas en internet, como Google, Facebook y Twitter, no actuarán preventivamente a favor de los titulares de esos derechos.