Repudio al ataque del gobierno a las y los trabajadores de C5N

Comunicadores de la Argentina (COMUNA) repudia el nuevo ataque del gobierno a las y los trabajadores de televisión, expresado en una resolución de la Cámara de Apelaciones en lo Comercial que, bajo presión de la AFIP, busca dificultar el pago de sueldos al personal del canal C5N.

   En el marco de las intervenciones gubernamentales contra el Grupo Indalo, que es licenciatario de la emisora y que es objeto de reiteradas acciones judiciales, con sus propietarios presos, esta Cámara adoptó el miércoles 6 de febrero una decisión sin precedentes en el foro comercial.

   En efecto, está dispuesto en las leyes nacionales y en una de la Ciudad de Buenos Aires, aprobada por impulso del entonces jefe de gobierno y hoy presidente Macri, que en los procesos de intervención, crisis o quiebra de empresas, lo primero que debe ser protegido son las fuentes de empleo y los salarios de trabajadores y trabajadoras.

   La resolución de los jueces Vassallo, Heredia y Garibotto va en sentido exactamente contrario y, como dice el mismo fallo, esto se debe a un pedido de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

   El juez que interviene en el caso, Javier Cosentino, había resuelto la creación de una cuenta bancaria exclusiva para intentar normalizar el pago de sueldos al personal de C5N, que vienen padeciendo retrasos y bajas salariales desde que el macrismo lanzó la ofensiva contra la emisora, en alianza con el Grupo Clarín y su señal TN.

   Esta cuenta, bajo control del juzgado, debía permitir que ingresos nuevos y genuinos que el canal obtiene por publicidad, y que se pagan con cheques y transferencias, no deban ingresar a un tortuoso trámite burocrático en el que, además, hay pérdidas por pago de comisiones y otros gastos.

   El mismo fallo reconoce el perjuicio que la resolución representa para las 350 familias de la planta de personal del canal, el único que da una cobertura amplia a la crisis económica causada por el macrismo y su secuela de cierre de comercios y fábricas, desempleo y aumento del hambre y la indigencia.

   En efecto, frente a este tipo de acontecimientos, y ante actos, marchas y manifestaciones de protesta, la cobertura televisiva suele ser hecha casi exclusivamente por C5N, salvo la presencia esporádica y fragmentaria de otras señales. En esas y otras situaciones, varios segmentos informativos de la transmisión de C5N obtienen más audiencia que la consigue TN.

   Estos ataques del macrismo y sus aliados tienen larga data, como se viene denunciando: interferencias a la imagen y al audio de la emisora en horarios centrales en varias regiones del país, o directamente el corte de la emisión, como suelen hacer la empresa Cablevisión y sus satélites en las provincias.

   COMUNA repudia estas acciones del oficialismo y denuncia que representan un ataque directo a la libertad de expresión, la reiteración de la práctica del macrismo y las empresas periodísticas que lo sostienen de negación del derecho a la información y la violación de derechos básicos de las y los trabajadores.

                                                                                                                                                              Buenos Aires, 7 de febrero de 2019