Se realizó el festival “Un milagro para Milagro: Libertad”

La detención arbitraria de Milagro Sala se explica en la necesidad de la élite gobernante de borrar el mensaje que da un movimiento social capaz de satisfacer los derechos de la población, está cargada además de racismo y misoginia y busca desalentar a los militantes sociales, coincidieron expositores y participantes del festival “Un milagro para Milagro: Libertad”.

Fotos: Gustavo Pantano

   También destacaron que la persecución política a Milagro y a los demás integrantes de la Tupac Amaru se sustenta en operativos informativos de desprestigio, consumados por el conjunto de medios de comunicación que apoya al presidente Mauricio Macri y al gobernador Gerardo Morales.

   Las actividades se realizaron el sábado 20 de mayo en la sede de Caras y Caretas, de Buenos Aires, e incluyeron un debate, la proyección de un documental, una exposición plástica, números musicales y lectura de poesía.

   El Festival fue organizado por las agrupaciones Nueva Cancionera y Comunicadores de la Argentina (COMUNA), con el auspicio del Comité por la Libertad de Milagro Sala y el apoyo de gran cantidad de asociaciones y agrupaciones sindicales, artísticas, políticas y sociales.

   Al concluir el encuentro de más de seis horas ingresó a la sala el periodista Víctor Hugo Morales, recién llegado de Jujuy, donde pudo visitar en prisión a Milagro Sala y compartió encuentros con integrantes de la Tupac Amaru.

   Las actividades comenzaron con la proyección del documental “Milagro Pueblo”, realizado por el director venezolano Carlos Brito, y que fue cedido por Telesur a la organización del Festival para su estreno en la Argentina.

   La película muestra, con el relato de Milagro, el surgimiento de la Tupac Amaru, sus primeras luchas ante la falta de acceso a los derechos elementales por parte de la población más empobrecida de Jujuy, como alimentación, educación, salud y vivienda, y el crecimiento posterior, con el sistema cooperativo de construcción que fue permitiendo excedentes respecto de los costos previstos inicialmente, lo que hizo posible a su vez más y más obras.

   Estas realizaciones fueron analizadas de inmediato por Jaime Sorín, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Avellaneda. En un panel de exposición y debate coordinado por Hugo Muleiro, de COMUNA, la licenciada en Letras Marta Vasallo, integrante del Comité por la Libertad de Milagro Sala, describió cómo ese grupo plural y multisectorial se conformó y fue consolidándose.

   A su turno, Alejandro Garfagnini, coordinador nacional de la Tupac Amaru, destacó que el ataque político y judicial del gobernador Morales, respaldado por el macrismo, podrá obtener satisfacciones parciales, como mantener en prisión a Sala y a otros integrantes de la agrupación, paralizar sus obras, destruir instalaciones –como lo hicieron patotas que operan con total impunidad en la provincia-, pero no podrá eliminar de la conciencia de las personas que es posible conseguir la satisfacción a los derechos y que eso requiere organización, cooperación y lucha.

   María Elena Naddeo, directora de Niñez Adolescencia, Género y Diversidad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, ex legisladora e integrante también del Comité por la Libertad destacó el ensañamiento especial de las medidas represivas por la condición de mujer de Milagro.

   Paula Álvarez Carreras, abogada querellante en los juicios de lesa humanidad en Jujuy y parte del equipo de abogados que trabaja en el caso de Milagro, describió como el gobierno provincial manipula recursos y personas para montar causas contra la dirigente, a veces valiéndose únicamente de un testimonio.  Agregó que algunas de esas causas comenzaron a desarticularse, no pudieron proseguir o terminaron en sobreseimiento, pero advirtió que el gobernador y sus acólitos ejercen un control férreo del sistema judicial jujeño.

   Muleiro sostuvo que COMUNA se involucró en este Festival porque la detención ilegal de Milagro y de otras personas de la Tupac sólo es posible a partir de operaciones comunicacionales que condicionan qué es lo que la población conoce de estos hechos y cómo opina respecto del accionar gubernamental. Es por lo tanto, dijo, un tema de la comunicación que la Argentina sea hoy un país con presos políticos, y que así sean mantenidos pese a los sucesivos dictámenes y reclamos de los organismos internacionales.

   Tras la exposición del panel se inauguró la exposición de artistas plásticos coordinada por Rubén Sassano. Participaron 52 creadores con piezas que aluden a la situación de Milagro y a la libertad.

   Luego siguió el festival musical. Entre los grupos y músicos que se presentaron –La Chicana, Moisés Delgado y Verónica Bellini, Eduardo Aybar y Naya Ledesma, Marisa Vázquez, Adriana Pedrolo, Peteco Carabajal y Bruno Arias-, hubo presentaciones de danzas y recitados de poesía, como los que aportaron Maga Cervellera, Mercedes Lázzaro y Alejandra Darín, presidenta de la Asociación Argentina de Actores.

   La sala del Festival, que solicitó un bono solidario de 100 pesos para el Comité por la Libertad de Milagro, para ayudar a las familias de los perseguidos, estuvo colmada de principio a fin, desde media tarde hasta casi la medianoche.

 

   APOYOS Y ADHESIONES

   Las actividades recibieron múltiples expresiones de adhesión, entre otras de Estela de Carlotto, Nilda Garré, Daniel Filmus, Liliana Mazure, Andrea Conde, Florencia Saintout, Leopoldo Moreau, Rául Zaffaroni, Víctor Santa María, María Seoane y Liliana Herrero.

   También de la APDH, el bloque de legisladores del Frente Para la Victoria de la Ciudad de Buenos Aires, facultades de Sociales de la UBA y de Lomas de Zamora, Gremial de Prensa, Instituto Espacio para la Memoria Ana Careaga, Movimiento Alfonsinista, Partido Solidario, Los Irrompibles, Corriente Patria Para Todos, Movimiento Patria Grande, Nuevo Encuentro, Centro Nueva Tierra, Red de Comunicadores del Mercosur, Javiera Olivares (presidenta del Colegio de Periodistas de Chile), Lola Berthet, Instituto Patria y Cooperativa La Paquito.

  También adhirieron Curas Opción por los Pobres, Llamamiento Judío, Ciencia y Técnica Argentina Colectivo de Científicos, Aluvión Ciudadano, Luisa Kuliok, Sandra Russo, Liliana Hendel, Cynthia García y Daniel Vila.

   Sindicatos, cooperativas y otras instituciones contribuyeron de diversa forma al Festival, como es el caso de Cooperativa Gráfica Del Pueblo, FM La Patriada, Federación Gráfica Bonaerense, ATE Capital, Psicoanalistas Autoconvocados y la periodista Luisa Valmaggia.

   También lo hicieron SUTERH, Centro Cultural Caras y Caretas, Partido Solidario, Radar de los Trabajadores, Ganar la Calle, Proyecto Comunidad Organización Trabajo Convicción, Facundo López Fraga (diseñador gráfico) y las camarógrafas Daniela Fariña y Loreley Unamuno, entre otros.