Sobreviviendo

Los columnistas del macrismo encuentran al presidente sobreviviendo, por la “estabilidad cambiaria” y con iniciativas en otros temas, como la “seguridad”, que puedan ayudarlo para la reelección, en medio del desastre económico. Desastre que estos escribas nombran, sí, pero atenuando algunos datos, manipulando otros, censurando otros.

   En la línea ya abierta hace un par de semanas como Macri candidato seguro de la continuidad, los editorialistas de Clarín y La Nación llegan al domingo 11 de noviembre buscando candidato a vice, explorando ideas de campaña que el oficialismo pueda aprovechar y esperando que jueces y cámaras compliquen más a Cristina Fernández de Kirchner.

   En Clarín, obviedad uno: Wiñazki teclea la nota de ataque a la falta de mérito que Casanello dictó sobre la ex presidenta en una de las causas de Lázaro Báez. Obviedad dos: la nota dice que la Cámara Federal va a revertir la decisión. Obviedad tres: la nota dice que es posible que Casanello sea apartado de la causa.

   Van der Kooy en Clarín y Morales Solá en La Nación coinciden en aceptar que la economía está mal para el gobierno: mencionan algunos índices, como la caída de la industria y la recesión, aunque jamás yendo al fondo del modelo: transferencia de la riqueza nacional vía endeudamiento y negocio financiero.

   Aún así, una crisis de esta clase uniría a la oposición en cualquier lado, pero no ocurre con el peronismo, dice Van der Kooy, más allá de “fotos ilusionistas”, evidente expresión de malestar por los diálogos que viene encabezando la ex presidenta. Se dedica a las “fisuras” del PJ “dialoguista”, eufemismo por Pichetto y demás sectores que apoyan las políticas centrales del macrismo. Lo que lamenta es que este espacio “no se consolida”, quiere estar lejos de Cristina pero, le reprocha, “no resulta categórico sobre la corrupción”.

   También parte de la economía Morales Solá, aunque manipulando hasta el grotesco varios aspectos. Llega a afirmar que el empleo no baja “tanto” en el sector privado, y que en el Estado hay un millón de trabajadores que tomó Cristina, que sobran y “todavía están ahí”. Al borde del ridículo, dice que en marzo los salarios habrán perdido “solo” 4 ó 5 por ciento con la apertura de las nuevas paritarias (como si la inflación de noviembre a marzo pudiera ser cero absoluto).

   Tras estos desvaríos, divide al electorado en tercios: uno para Macri, otro para Cristina, y otro “suelto”, donde solo Massa logra ser visible.

   Y si la economía es un desastre y no asegura la continuidad en 2019, ¿qué se puede hacer? Clarín tira ideas en una nota de gran destaque, ocultándose en fuentes oficiales sin nombre: mostrar “logros” en seguridad, porque todo está mejor en ese campo, según dice. Por eso Macri será visto con más intensidad rodeado de uniformados, y el mismo camino seguirá Vidal. La nota, firmada por Carelli Lynch, pregunta al final si no hay en esta supuesta estrategia macrista una lectura que toma lo sucedido en Brasil con Bolsonaro.

   Además, Clarín le busca vice a Macri: desestima a Vidal, Stanley y Bullrich para decir que será probablemente Michetti. En nota de Fioritti, dice que el macrismo le reconoce que es “buena en las campañas”, lo que puede tomarse como mención maliciosa a sus dotes de recaudadora, habilidades que incluyen algunos pecados que se diluyeron gracias a fallos exprés de la “justicia independiente”.

   Siguen las coincidencias en las portadas: después de usar al unísono la palabra “salvajes” para los gremios aeronáuticos el viernes, ambos diarios muestran el domingo un “reportaje” al capo de la Corte, Rosenkrantz. Prestigiosos periodistas para las mismas preguntas y para obtener las mismas definiciones. Una opereta para apuntalarlo después de la comidita con el presidente y los líos que tiene con los demás cortesanos. Lo necesitan fuerte a este ¿ex? empleado de Magnetto, por fallos pendientes sobre pago de jubilaciones, donde el macrismo metió sus garras.

   El operativo reelección contó también con el “panorama empresario” del viernes en Clarín, que no firmó esta vez Bonelli, y que dice que la postulación de Macri fue anunciada a empresarios. La nota, aparentemente en recuperación de la línea “brotes verdes”, menciona que en el Hilton están contentos porque tienen mucha reserva del exterior. Y una empresa privada construye un edificio fabuloso en Moreno. Es decir, ¡estamos como queremos! Desliza, además, que los empresarios celebran que por la devaluación el trabajo argentino quedó tan por el piso como en Brasil.

   ¡Alconada Mon publicó el domingo en La Nación! Gran noticia. Pero, eso sí, solo pudo escribir de “los cuadernos de la corrupción K”. De sus declaraciones ante la justicia por la corrupción de Macri y Vidal en las campañas electorales (lavado de dinero, usurpación de identidades, etc.) NI UNA PALABRA.