UNESCO: la concentración de medios de comunicación impide la libertad de expresión

 

América Latina padece un nivel de concentración de la propiedad de los medios de difusión que es uno de los más elevados del mundo, dice un documento publicado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

  

   El trabajo fue difundido por la oficina en Montevideo del organismo internacional, realizado por Toby Mendel, Ángel García Castillejo y Gustavo Gómez.

   “La idea de la concentración indebida de la propiedad de los medios de comunicación es simple, ya que se refiere a aquellos casos donde un individuo o corporación ejercen el control sobre una parte importante del conjunto del mercado de los medios”, dicen los autores.

   Esta afirmación simple, como expresa el texto, se puede aplicar también con simpleza en la Argentina: El gobierno nacional que concluyó en 2015 no logró la aplicación plena de la Ley 26.522, que estableció topes a la concentración, basados en los parámetros internacionales. Y peor aún, la administración de Mauricio Macri empeoró gravemente la situación, ya que actuó en sentido exactamente inverso para que los conglomerados mediáticos que lo sostienen, empezando por Clarín, puedan ampliar aún más su posición dominante.

   Lo hizo, además, modificando la ley por decreto, en usurpación abierta de las facultades legislativas.

   El documento de UNESCO, “Concentración de medios y libertad de expresión: normas globales y consecuencias para las Américas”, contiene una descripción de los principios internacionales que postulan la desconcentración como componente indispensable de una comunicación en democracia, las normas internacionales que la establecen, y las normas de regulación en Europa, América del Norte y América Latina.

   El texto, escrito con la finalidad de dar un panorama internacional, parece en algunos párrafos hecho a la medida de Argentina, aunque es cierto que desequilibrios antidemocráticos similares se viven en los otros países de la región.

   Dice por ejemplo: “Algunos observadores han advertido que los procesos de concentración, tanto vertical como horizontal, y las vinculaciones entre las industrias de medios y otros tipos de industrias, generan un nuevo riesgo de abuso de la posición dominante que asumen los propietarios a través de su amplia red de negocios”.

   La concentración, agrega UNESCO, representa así una amenaza directa a la libertad de expresión y a la democracia.

   El texto cita a varios expertos y fuentes. Uno de ellos no es dirigente kirchnerista, ni es bolivariano, ni se identifica con Rafael Correa. Se trata de Ben Bagdikian, nacido en Turquía, autor del libro “The Media Monopoly”. Él sostiene: “Las democracias modernas necesitan tener alternativas políticas y de ideas, y la disponibilidad de esas opciones a su vez requiere que sea posible acceder a fuentes de noticias, literatura, entretenimiento y cultura popular verdaderamente diversos y alternativos”.

   Este trabajo está disponible en este enlace:

http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002480/248091S.pdf