Artículos de:Comu3

Partido ultraderechista usa la imagen de una periodista

Partido ultraderechista usa la imagen de una periodista

La agrupación ultraderechista Frente Patriota, que tiene como candidato presidencial a Alejandro Biondini, acusado por críticos y adversarios de asumir posturas neonazis, usó sin consulta la imagen de una periodista, Paula Acunzo, en su propaganda electoral, denunció la Asociación de Corresponsales Extranjeros de la República Argentina.

Alberto: estás nominado

Bandera de largada: El candidato presidencial opositor Alberto Fernández recibe una dosis bien coordinada de embestidas editoriales, algunas suaves y hasta cuidadas, otras más groseras, pero todas con dos finalidades: exaltar “problemas de discurso” que supuestamente tiene para ser “moderado” y a la vez contentar al kirchnerismo, y la duda sobre el poder real que tendrá si gana.

Recordación de Emilio Jáuregui

Recordación de Emilio Jáuregui

El dirigente de prensa Emilio Jáuregui murió en 1969, asesinado por la espalda, cuando fue reprimida ferozmente una manifestación en Buenos Aires contra la presencia del banquero estadounidense Nelson Rockefeller. Al recordarlo en un acto, se afirmó que aquella acción contra la dictadura de Juan Carlos Onganía prosigue ahora “en la lucha contra la dictadura del neoliberalismo”.

Tipeando por un sueño

El anuncio de un acuerdo comercial con la Unión Europea es el nuevo estímulo para la euforia mediática oficialista: columnistas de Clarín y La Nación tipean por el sueño de la “refundación” que arrase de una vez con los derechos laborales y previsionales. Entre varios hitos para la antología del grotesco del “periodismo independiente”, una “noticia” porque Macri “logró” sentarse junto a Trump.

Pichetto, nuevo proveedor de discurso para el macrismo

Pichetto, nuevo proveedor de discurso para el macrismo

El relato de Cambiemos tiene como núcleo tradicional el rechazo a la política, pero la incorporación de Miguel Ángel Pichetto a la fórmula presidencial representa un cambio de eje. El senador es incorporado como un “proveedor de discurso”, sostiene el sociólogo Daniel Rosso. Se da una paradoja significativa: el oficialismo echa mano de un representante que se identificaba con el peronismo, al que la derecha desacredita con insistencia.

Oficialistas sin pudor

El sostenido y grotesco esfuerzo editorial de los medios oficialistas por dinamitar la aproximación entre el kirchnerismo y Massa corrió el límite de la degradación periodística argentina. Clarín toma una expresión -que admite no verificada- de una única persona para propalar en tapa la leyenda “voto a la chorra”. La Nación retrocede en el tiempo: civilización (macrismo) o barbarie (peronismo K).

Con cartas ocultas

Con cartas ocultas

El macrismo parece asumir abiertamente el riesgo de derrota electoral, incluso en primera vuelta. Columnistas de Clarín y La Nación describen esta percepción gubernamental con tonos algo trágicos, atenuados apenas por esperanzas cuyo fundamento es puesto en duda. Lo que nadie dice es qué hará el poder para impedir la derrota, aunque asoman indicios: más procesamientos y más escuchas.

TV Pública: la “bomba” que estalló con dos días de demora

TV Pública: la “bomba” que estalló con dos días de demora

La “bomba” política que representó el anuncio de la fórmula opositora Fernández-Fernández estalló en la TV Pública dos días después. Ese “estallido”, además, fue administrado editorialmente para quitarle presencia y voz a los protagonistas principales, observa el académico Ezequiel Rivero.

Sinceramente furiosos

Sinceramente furiosos

La presentación del libro “Sinceramente”, su éxito editorial, el discurso de Cristina Fernández de Kirchner, la platea y la movilización, son respondidas con un ametrallamiento furioso de los medios que sostienen al macrismo. Los columnistas principales, los de segunda y tercera línea: todos siguen un guión de descalificación y desprecio implacable, repetido en cuatro días, sin descanso.

Trump, jefe de campaña

Trump, jefe de campaña

El permiso al Banco Central para financiar la timba con dólares de la deuda se la debe Macri a Donald Trump: el monstruo dio la orden al FMI, que ni siquiera se reunió para discutir la medida. Esta anomalía evidencia que la campaña electoral en Argentina es asunto de la geopolítica internacional, como confiesan algunos columnistas del oficialismo. Por lo demás, los soldados se esmeran con el nuevo juguete, el “acuerdo de gobernabilidad”.