Otro tiempo para Tiempo

Los trabajadores de Tiempo Argentino lanzan una edición especial de su diario, en el cuadragésimo aniversario del golpe cívico-militar. Se llega a esta edición, que estará a la venta por veinte pesos, como parte de la lucha tanto por la preservación de las fuentes de trabajo como por el sueño de la comunicación democrática y la pluralidad de voces.

 

   Por María Iribarren

   En el número 39 del boletín digital Por más Tiempo, los trabajadores de Tiempo Argentino anunciamos la salida de una edición especial conmemorando el 40º aniversario del golpe de 1976.

   Tendrá una tirada de 30.000 ejemplares (uno por cada compañero desaparecido), que se podrán adquirir en los gazebos dispuestos en todas las marchas por la Verdad y la Justicia que se realizarán el 24 de marzo en la ciudad de Buenos Aires. El costo será de 20 pesos.

   Ésta es la historia del nuevo desafío discutido y votado por la Asamblea de trabajadores de Tiempo:

   Después de dos ediciones que fueron publicadas en el sitio web oficial, ahora los trabajadores de Tiempo Argentino que editan este boletín que ya lleva casi 40 números y que ocupan la redacción del diario hace otras tantas noches, en custodia de los instrumentos de trabajo, ratificaron la resolución de sacar una edición impresa de, casualmente, 30 mil ejemplares.

La iniciativa busca, nuevamente, desafiar el  lock out de la patronal que ya no imprime el diario desde el 5 de febrero y mantener la visualización del conflicto que se mantiene firme a pesar del ninguneo del gobierno en general y del Ministerio de Trabajo en particular.

   Para eso se pusieron en pie cuatro comisiones que ya comenzaron a trabajar y que tienen el objetivo de organizar su impresión, sus contenidos, analizar aspectos legales de la situación del conflicto y el financiamiento a través de una campaña de pre venta dirigida a sindicatos y organizaciones políticas y sociales, así como su distribución y venta en la propia jornada.

   En la edición, de 16 páginas, participarán todas las secciones que conforman el diario referenciadas en una consigna unificadora: “El trabajo es un derecho humano”. Desde esa perspectiva unificadora harán su aporte los periodistas de espectáculos, de deportes, de política, de economía, internacionales, sociedad, policiales e investigaciones. Además, claro, de los compañeros de fotografía, que preparan secciones de fotoperiodismo documental y los diagramadores y diseñadores que pondrán lo mejor de sí para poner de relieve que, mientras luchan por sus salarios y la defensa de sus puestos de trabajo, también son capaces de hacer, con pasión y dedicación, un diario con contenidos de calidad.

AsambleaTiempo

   La edición se referenciará en todas las movilizaciones que se realizarán ese día publicando 40 testimonios de dirigentes de organismos de derechos humanos y organizaciones políticas, sociales y estudiantiles.

   A lo largo de sus 16 páginas se podrán leer entrevistas a dirigentes de los organismos de derechos humanos como Madres, Abuelas, Hijos y Familiares; una investigación sobre el desmantelamiento de las políticas de derechos humanos operado en apenas cuatro meses por el gobierno de Mauricio Macri, una cobertura sobre el significado de la llegada del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a la Argentina, un día antes de la jornada, una nota sobre la brutal ofensiva de despidos en el Estado y otras tantas que buscarán vincular la lucha de los trabajadores del Grupo 23 con el contenido de la jornada.

   El viernes 18 por la tarde se reunieron las comisiones para organizar los detalles en la redacción. Lo primero que se informó es que, en pocas horas, ya se habían logrado los compromisos de pre venta del diario por casi 9 mil ejemplares. Sindicatos, organizaciones sociales y hasta el intendente de un municipio de Tucumán ya reservaron parte de la tirada. Los costos, ya están cubiertos. Esas organizaciones, claro, tendrán reservada una página de la edición impresa con los agradecimientos del caso puesto que, sin ellas, la iniciativa hubiera sido imposible.

   El entusiasmo crece y lo recaudado servirá para que los trabajadores de Tiempo puedan llevar a sus casas un mango fruto de su trabajo, de su labor periodística, que es lo que más desean y tienen derecho a realizar.

   Luego, las demás comisiones empezaron a organizar la distribución y la venta. En logística, casi 20 trabajadores debatieron acaloradamente acerca de los mejores mecanismos de distribución y de funcionamiento durante la jornada.

   Así, desde las 8 de la mañana se instalarán diez gazebos identificados con banderas que dirán “24 de marzo de 2016: Vuelve Tiempo Argentino, de los trabajadores. Se ubicarán a lo largo de todo el recorrido que va desde Congreso a la Plaza de Mayo e incluso uno en Diagonal Sur y Perú y otro en Diagonal Norte y Florida, donde se buscará llegar a vender la totalidad de la tirada. El remanente, si lo hubiera, será ubicado en los kioscos de diarios según el compromiso ya asumido por el sindicato de canillitas.

LuchadeTiempo