Proyecto del gobierno pampeano para crear una empresa estatal de las telecomunicaciones

El Gobierno de La Pampa envió a la Legislatura un proyecto para crear una empresa de telecomunicaciones, para asegurar a toda la población telefonía e internet, lo que comprende el derecho de acceso a los servicios audiovisuales. La iniciativa toma en cuenta que las grandes corporaciones de las telecomunicaciones se desentienden de dar servicio en zonas de baja o nula rentabilidad.

   La iniciativa, cuyo tratamiento comenzó la Cámara de Diputados, toma en cuenta que La Pampa ya alcanzó un gran desarrollo de su red de fibra óptica. El proyecto propone que la empresa sea mixta pero de mayoría accionaria estatal, y que el sector cooperativo provincial sea su aliado estratégico.

   El proyecto de ley fue enviado por el Poder Ejecutivo con firma del gobernador, Carlos Verna; el ministro de Obras y Servicios Públicos, Julio Bargero; y el ministro de Hacienda, Ernesto Franco, mediante el expediente 5644 de la Mesa General de Entradas y Salidas del Poder Ejecutivo, con fecha 2 de mayo de 2019.

   Verna concluye su mandato este año y será reemplazado por el actual diputado nacional Sergio Ziliotto, quien en los comicios de mediados de mayo se impuso, como candidato del Frente Justicialista Pampeano, con 52 por ciento de los votos.

   La iniciativa es significativa en el contexto nacional, ya que el Gobierno de Mauricio Macri adoptó decretos y resoluciones tendientes a concentrar las telecomunicaciones y los servicios audiovisuales en el sector privado, con especial preferencia por su aliado y sostén principal, el Grupo Clarín, que amenaza constituirse en un actor excluyente mediante su fusión con Telecom.

   Además de servir en bandeja el multimillonario negocio de internet y de telefonía móvil y fija a estas firmas, en perjuicio de las restantes, el macrismo hace todo lo necesario para imponer en el país un conglomerado de posición avasalladora en el sistema de medios, con una hegemonía que se contrapone a los estándares democráticos previstos en los tratados internacionales, que reclaman multiplicidad y pluralidad de emisores.

   El avance contra esta pluralidad es ejecutado con cada una de las acciones que impone el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), en el que el Poder Ejecutivo, mediante decreto de diciembre de 2015, se aseguró mayoría automática.

   Al proponer la creación de la Empresa Pampeana de Telecomunicaciones, EMPATEL S.A.P.E.M., como sociedad anónima con participación estatal mayoritaria, la nota del Poder Ejecutivo destaca que la provincia “posee en propiedad y administra, opera y explota por sí y por intermedio de una sociedad con capital estatal mayoritario, una red de telecomunicaciones con una extensión de más de 1.800 km. de fibra óptica y su tendido se emplaza íntegramente en el territorio provincial”.

   “Mediante la ejecución de políticas públicas activas se ha logrado cubrir y llegar a más de 90 % de la población pampeana”, agrega. Esta infraestructura es de “fundamental utilidad para el desarrollo equilibrado de las distintas regiones de nuestra provincia con directo efecto en la vida de todos nuestros comprovincianos”.

   La nota que acompaña el proyecto dice también que “las prestadoras de los servicios de telefonía móvil y, con ello, todos los servicios asociados a esa esencial prestación, no invierten en zonas donde la rentabilidad económica es nula o baja”. Las tres empresas grandes de este negocio, Telefónica (Movistar), Telecom y Claro, “tienen rentabilidades exorbitantes, mientras que encabezan el ranking de los reclamos de los consumidores debido al deficiente servicio que prestan”.

 
   Es así que “se entiende oportuno y necesario que la infraestructura que posee el Estado Provincial se ponga al servicio de todos los comprovincianos para resolver esta problemática, siendo el Estado, junto al movimiento cooperativo pampeano -afianzando la alianza estratégica en el desarrollo de las comunicaciones y sistemas multimediales en territorio pampeano- y los particulares, quienes lleven adelante este trascendente objetivo”.
   Al definir la composición accionaria, el proyecto del gobierno de Verna prevé 51 por ciento de acciones en manos del Estado, y especifica: “Se destaca que el rol de las cooperativas prestadoras de servicios públicos pampeanas se concretará mediante la incorporación de las mismas con el treinta y cinco (35) por ciento del capital social”.
 
   Además, las pequeñas y medianas empresas prestadoras de servicios de televisión por cable -cableoperadores-, internet y otros servicios conexos, con sede en La Pampa, podrán integrarse con el 4 por ciento del capital social.
 
   El artículo 2 del proyecto dice que EMPATEL tendrá por objetivo realizar, por sí misma o en asociación con otras empresas, “la explotación, comercialización, prestación y promoción de servicios de telecomunicaciones, y cualquier otro asociado y/o vinculado a los mismos, bajo cualquier tecnología actual o futura, incluidas comunicaciones de voz, video, datos o cualquier otra modalidad, para servicios urbanos, interurbanos, nacionales e internacionales a través de todo medio de transporte (ondas radioeléctricas, fibra óptica, coaxil, par de cobres, aire, satélite, etc.)”.
   También “prestar servicios de radiocomunicación cuyas emisiones se destinen a ser recibidas directamente por el público en general (dicho servicio abarca emisiones sonoras, de televisión o de otro género) -servicios de radiodifusión-, prestación de servicios de telecomunicaciones entre oficinas o estaciones de telecomunicación destinados principalmente al intercambio de información por medio de la palabra, sea éste móvil o fijo -telefonía-, y en general la prestación de servicios de todo tipo de transmisiones, emisiones o recepciones de signos, datos, señales, escritos, imágenes, sonidos o informaciones de cualquier naturaleza por hilo, radioelectricidad, medios ópticos u otros sistemas electromagnéticos -telecomunicaciones en general-, servicios de telecomunicaciones móviles” y “servicios de valor agregado (datos, internet, etc)” y otros.
   El diario La Arena, de La Pampa, publicó una nota editorial en la que expresa que el proyecto de creación de EMPATEL comenzó a ser tratado en la Cámara de Diputados en un contexto en que la puja por el derecho a la comunicación, “a la vez convertido en un negocio por el sistema capitalista, aparece necesariamente en el centro de la escena”.
   La pelea que viene no es fácil y tan poderosos son los actores corporativos de ese escenario -multinacionales de brazos muy fuertes o capitales argentinos con inusitado poder- que hasta la presencia de un Estado provincial puede aparecer como insignificante en comparación con esos espacios del establishment”, agrega.
 
   El diario sostiene que el proyecto de creación de la empresa, “cuyos efectos e impactos positivos pueden resultar para la provincia un antes y un después, requerirá de prudencia y seriedad en el tratamiento del tema, y de la confluencia de la mayor cantidad posible de actores”. (Enlace a esta nota completa: https://eldiariodelapampa.com.ar/index.php/portada/112-cuater/62599-un-derecho-necesario-y-un-apagon-sin-explicacion