Recordación de Emilio Jáuregui

El dirigente de prensa Emilio Jáuregui murió en 1969, asesinado por la espalda, cuando fue reprimida ferozmente una manifestación en Buenos Aires contra la presencia del banquero estadounidense Nelson Rockefeller. Al recordarlo en un acto, se afirmó que aquella acción contra la dictadura de Juan Carlos Onganía prosigue ahora “en la lucha contra la dictadura del neoliberalismo”.


Por Silvia Valerga

   Emilio Jáuregui, siendo secretario general de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), participó el 27 de junio de 1969 de la manifestación junto al gremio en una multitudinaria marcha contra la presencia de Nelson Rockefeller. El periodista de 29 años fue baleado por la espalda en el momento en que los manifestantes se replegaban, por la violenta represión desatada por la Policía Federal en Plaza Miserere.

   Aquel acto, organizado por la Federación Universitaria Argentina (FUA) y apoyado por la CGT de los Argentinos, concluyó con la muerte del periodista, delegado del diario La Nación, y con más de 100 detenidos. Pero el informe oficial dijo que se trató de un enfrentamiento armado”.

   El entonces secretario del Sindicato de Prensa de Buenos Aires y adjunto de FATPREN, Eduardo Jozami, despidió a su compañero y amigo con un encendido discurso que pronunció en el entierro, referido a la militancia y a la lucha de los trabajadores contra la dictadura de Juan Carlos Onganía.

   Al cumplirse 50 años del asesinato, la FATPREN rindió un homenaje a Emilio Jáuregui en su sede de Solís 1158. Frente a un público que en su mayoría “pintaba canas”, por ser contemporáneos del dirigente de prensa, también los invitados a la mesa de la conferencia fueron sus camaradas más cercanos, que destacaron el logro de haber encontrado a Mariana Jáuregui, hija de Emilio, presente en el acto, y a su compañera Ana, que vive en España y envió un mensaje.

   Se proyectó un video realizado por los compañeros de la Televisión Pública que compagina imágenes del entierro y parte del discurso pronunciado por Jozami.

   La compañera de militancia de Jáuregui en la organización Vanguardia Comunista y ex trabajadora de FATPREN, Cristina Mena, recordó a “la multitud que iba desde la sede de los gráficos bonaerenses hasta nuestra federación, que funcionaba en la vieja casona de la calle Alsina, para el velatorio de Emilio”.

   Otro compañero de militancia, Andrés Zamponi, se refirió a “la coincidencia entre el día que mataron a Emilio, por la presencia del representante del gobierno de Estados Unidos, el banquero Nelson Rockefeller, y ahora que pasaron 50 años tenemos en el Banco Central a los representantes del FMI monitoreando nuestra economía. Aquella vez –dijo- era la dictadura de Onganía y ahora es la dictadura del neoliberalismo”.

   Eduardo Jozami recordó al sindicato de prensa de aquellos años como una experiencia generacional. “Teníamos 23 años cuando nos juntamos para encabezar la militancia gremial. Emilio fue el primer mártir del gremio de prensa y está representado por todos los que luchan por terminar con la pobreza y la injusticia”.

   El secretario General del SIPREBA, Tato Dondero, participó del panel y Tomás Eliaschev, titular de la Secretaría de Derechos Humanos del Sindicato, leyó un texto del actor Norman Briski. Por otra parte, se leyó el Poema “Urgente” que escribió Juan Gelman a pocas horas del asesinato de Emilio Jáuregui.

   Sobre el final del acto hubo participación de los asistentes. Esto dio lugar para destacar el fallo judicial a favor de la reincorporación de 68 periodistas despedidos de Télam. También habló un militante del Partido de la Liberación, que proviene de Vanguardia Comunista, y el periodista Daniel Parcero, miembro de FATPREN y autor de un libro sobre la vida y la lucha de Emilio Jáuregui.